Columna del Dr, Gustvo Pèrez Gonzàlez

      Comments Off on Columna del Dr, Gustvo Pèrez Gonzàlez
SIN MÁS PARTIDO POLÍTICO QUE SU PROPIA CONVENIENCIA
Sumidos en el desprestigio propio del fracaso y los escándalos de
corrupción constantes que los rondan, gracias a sus pésimos manejos,
nuestra clase política de Risaralda saltan como ranas de Partido en Partido
sin ninguna vergüenza ni pudor, al mejor estilo oportunista y haciendo gala
del típico cínico burlón.
Acomodarse en el Centro Democrático como Partido ganador en las urnas y
tomarse sus cuadros directivos, para hacerse a los espacios a proveer de
cara al próximo debate electoral, es su única misión para no perder su
vigencia e impedir a toda costa, que se produzca el relevo generacional que
tanto anhelamos todos, para salir de semejante oscuridad.
Hoy renuncian a su curul de Concejal de Pereira por el Partido de La U,
abandonan sin reparo alguno ese Partido que los eligió, para matricularse
en el Centro Democrático nada menos que para candidatizarse a la Alcaldía
de Pereira, sacando a codazo limpio cualquier otra sana aspiración.
Los vemos en fila india haciendo Lobby en Bogotá, pidiendo avales para
tomarse las listas del Centro Democrático por ser el Partido ganador.
Al revisar su record militante, encontramos que han estado en todos los
Partidos, burlándose del electorado que los derrotó; e impedir a toda costa
que se le otorguen avales a candidatos diferentes al reconocido grupillo de
siempre, es su objetivo clave en medio de semejante degradación.
Hoy los vemos recogiendo firmas, huérfanos de Partido, culpándolos de su
desgracia electoral y responsabilizándolos de sus errores, para esconder el
rechazo popular y su corrupción.
¿Qué puede esperar un pueblo, de una clase política dueña de tan
detestable comportamiento? Nada. Tiene la palabra el voto de opinión,
protagonista creciente en las urnas, para cortar de raíz tan pésima
actuación.
No me cabe duda: son capaces de todo para continuar vendiendo y
acabando con todo, pues su único Partido Político es su propia
conveniencia, y su bolsillo a llenar, es el objetivo principal al actuar.
Dr. Gustavo Pérez Gonzále