Un total de 96 Sacerdotes Italianos han Muerto a Causa del Coronavirus

      Comments Off on Un total de 96 Sacerdotes Italianos han Muerto a Causa del Coronavirus

 

Papa Francisco.
JORGE MARIO BERGOLIO ” PAPA FRANCISCO “.
.
AFP

 

El papa Francisco homenajeó este jueves a los curas que murieron en Italia mientras asistían a enfermos del coronavirus, a los que calificó de “santos de al lado”, junto a los doctores y enfermeros.

“No puedo dejar pasar esta misa sin recordar a los sacerdotes” comentó el papa argentino en la homilía de Jueves Santo, sin público excepto un reducido número de asistentes.

“En estos días más de sesenta curas han muerto en Italia mientras se ocupaban de enfermos en los hospitales, junto a los médicos, los enfermeros, las enfermeras”, declaró Francisco.

Le puede interesar: El papa crea una nueva comisión de estudio para el diaconato de las mujeres

“Sacerdotes que ofrecen sus vidas por el Señor, sacerdotes que son servidores”, recordó.

Un total de 96 sacerdotes italianos han muerto a causa del coronavirus, uno de los cuales en Nueva York, según un conteo realizado por el diario del episcopado italiano Avvenire, actualizado regularmente.

El papa también deploró en su homilía que algunos curas le informan que son insultados a causa de los recientes escándalos de abusos sexuales que involucran a la Iglesia católica.

“Algunos me dijeron que no pueden salir con el collar clerical porque los insultan”, aseguró.

Hay que “pedir perdón” y “saber perdonar”, explicó.

Lea también: Papa Francisco envía mensaje por inicio de una Semana Santa sin fieles

A causa de la pandemia que afecta a Italia, el papa tuvo que celebrar excepcionalmente una misa con apenas una decena de ayudantes y una docena de clérigos y religiosos sentados de forma espaciada en la inmensa basílica de San Pedro.

La misa del jueves recuerda la última cena de Jesucristo en la víspera de su muerte, en la que lavó los pies de los apóstoles e instituyó la eucaristía.

Dos rituales que no pudieron ser celebrados este año.

El año pasado el papa Francisco había celebrado por quinta vez una misa de Jueves Santo en una cárcel, lavando los pies de doce detenidos, en las afueras de Roma.