Las Mujeres que han sido Fundamentales en el èxito de Ivàn Duque Màquez

      Comments Off on Las Mujeres que han sido Fundamentales en el èxito de Ivàn Duque Màquez
Las mujeres que han sido funtamentales en el éxito de Iván Duque

Durante 15 años de matrimonio, Iván Duque y María Juliana Ruiz han demostrado ser una pareja que se apoya y se complementa. Apasionados por el baile, tienen además intereses afines como la política y el trabajo en beneficio de las mujeres. Muestra de la influencia femenina es el alto número de mujeres que eligió para integrar su gabinete ministerial.

El manido refrán reza que “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”, pero en el caso del presidente electo Iván Duque las mujeres ocupan un rol protagónico y no están a la sombra. Son muchas y muy brillantes las mujeres de su entorno, y han sido parte fundamentales para sus logros.

Una de ellas que cabe resaltar es Juliana Márquez Tono, la madre del actual jefe de estado. Una mujer fuerte que se caracteriza por su independencia, su fuerza espiritual y su personalidad un tanto bohemia.

Lea también: Así es la ‘Selección Colombia’ femenina del Gobierno de Duque

A Juliana le debe el amor por la ciudad pues desde muy niño, asegura ella, le inculcó en compañía de la abuela materna, Estela Tono, la importancia de ser un buen ciudadano.

Juliana le dijo a El País que aún se siente ajena a ese rol de mamá del Jefe de Estado, incluso, percibe que los demás no saben cómo tratarla. En Colombia no es norma qure los presidentes tengan a la progenitora viva.

Es una mujer preparada, se graduó como politóloga de la Universidad de los Andes y considera que esta profesión le ha servido “para muchas cosas, hasta para ser publicista, porque también fui publicista gracias a que tenía una disciplina maravillosa como la ciencia política. Yo digo que esa disciplina no le impide a uno hacer nada, pero sí le da una capacidad de análisis muy importante, y la puedo ejercer desde mi casa o desde donde esté. Es, además, una disciplina mental muy importante”, dice.

La misma disciplina que le inculcó a Iván desde niño, aunque ahora le cuesta más, porque cuando de jalones de oreja se trata, él “no se deja, yo lo regaño pero él me mira a los ojos en un gesto como de ‘mamá, estoy grande’. Es que los hijos se sienten grandes pero uno siempre los ve chiquitos”.

Y comparte un dato curioso. “Cuando Iván estaba pequeño, le gustaba sentarse a hablar con los adultos”. Y añade que “no fue un niño como cualquier otro. Desde chiquito supe que iba a llegar lejos, él ha estudiado para formarse, para respetar. Es honesto y trabajador”.

Es que —explica su mamá Juliana— Iván toda la vida ha sido un apasionado por la política, no porque se le haya infundado, pero sí puede ser porque es hijo de una politóloga y un político. Entonces, desde muy pequeño Iván se interesó por entender la realidad nacional y hablar de los problemas del país, no importa que gran parte de su vida la haya pasado en el exterior.

Juliana dice que aunque fue alcahueta con sus hijos en todo lo que querían aprender y lo que querían hacer, lo que más le heredó su primer hijo fue el amor por la música, por el baile, por la gente, el dialogar e interesarse por las personas, ver en cada persona un mundo, descubrir cosas.

Las mujeres que han sido funtamentales en el éxito de Iván Duque

Iván Duque Màrquez,, en compañía de su esposa María Juliana Ruiz y sus hijos, Eloisa, Matías y Luciana, durante una de las jornadas de votación presidencial.

Duque está casado con María Juliana Ruiz —otra Juliana en su vida—, con la que comparte, entre muchas cosas, su pasión por el baile.

“En mis genes traigo la esencia de dos regiones del país. Mi mamá, Gloria Sandoval, es de ascendencia boyacense, y mi papá, Luis Fernando Ruiz, de familia antioqueña”, dice ella. Sus gustos tampoco se alejan de la política, se graduó como abogada de la Universidad Javeriana de Bogotá. Ha trabajado en empresa privada e, incluso, directamente para el secretario general en Washington DC.

Se define como una mujer sensible, analítica, de una vitalidad envidiable y además consentidora. Pero sobre todo una mujer trabajadora. Al graduarse de la Universidad se fue a continuar sus estudios en Francia, donde también trabajó. “Hice de todo, dicté hasta clases de salsa en un barco y fui mesera”. Sabe que el baile es uno de sus amores y quizá el aliado de su historia de amor.

Su romance con el mandatario inició cuando ella tenía 15 años. Tenían amigos en común. Él —recuerda ella— le ha dicho que tiene aún muy presente ese primer día en que la vio. “Dice que me vio leyendo un libro en un paradero de bus y que se acuerda hasta de qué libro leía”.

Sin embargo, fue a las semanas que lo conoció en una fiesta en la que ambos coincidieron. “Hablamos toda la noche y, sobre todo, bailamos”.

Recuerda que al llegar a su casa le dijo a su mamá: “Conocí al papá de mis hijos”. A los 23 años María Juliana le dio el sí a Iván Duque. Actualmente llevan 15 años de un feliz y sólido matrimonio, tienen tres hijos de los cuales dos son mujeres.

Se consideran “hogareños” y amantes de los planes tranquilos, como leer libros, ver películas y estar en el campo.

Y aunque María Juliana ama la docencia, es actualmente la secretaria general de una clínica de alta complejidad.

Ha sido muy clara, en las entrevistas que le han realizado diferentes medios, al decir que tiene total confianza en las capacidades de su esposo. Ha dicho que está dispuesta a acompañarlo en todos sus retos y a multiplicarse en casa para que él tenga el soporte familiar que necesita para trabajar por el país.

Porque la campaña no ha sido solo de Iván Duque. Su esposa, María Juliana, intenta acompañarlo en los recorridos que realiza por todas las ciudades, y como primera dama su mayor interés es enfocarse en la primera infancia, la educación y la seguridad de los niños del país.
Pero otras caras jóvenes protagonistas en sus triunfos son sus hijas, la mayor es Luciana de 11 años y, la menor de sus 3 hijos es Eloisa, con 6 años, ellas, que ocuparán el palacio presidencial, durante la campaña, terminaron siendo tan protagonistas como él.

Las mujeres que han sido funtamentales en el éxito de Iván Duque

Juliana Márquez Tono, una politóloga de la Universidad de los Andes, es la madre del presidente electo Iván Duque. Ella ha estado apoyando cada paso que dio durante la campaña el jefe de Estado.

Agencia EFE