Columna de Abogado, Periodista y Columnista, Augusto Mejia Gonzàlez

      Comments Off on Columna de Abogado, Periodista y Columnista, Augusto Mejia Gonzàlez

 

 

Resultado de imagen para Columnista Augusto Mejia Gonzàlez

MADURO Y CABELLO ORIGINAN LA DIÁSPORA VENEZOLANA

Fue el historiador Josefo quien narrara que en el año 63 D.C. los Romanos destruyeron el Templo de Jerusalén y los judíos se dispersaron por el mundo; y no volvieron a tener un Estado, si no hasta el año de 1.948, cuando La ONU lo recreara y muchos judíos regresaron, sobre todos los Sionistas quienes más añoraban a la Ciudad Santa.

Este introito, lo hemos querido hacer, para compararlo con lo que está sucediendo a nuestros hermanos de La República de Venezuela, una de las naciones más bien dotadas por la naturaleza, de inmensos recursos, sobre todo petroleros; y que ahora, frente a una ideología desueta,  como lo es el Socialismo del Siglo XXI, se ha convertido en un país inviable y ahora sus connacionales han tenido que recurrir a una diáspora, similar a la que vivieran los judíos, hace 2.000 años.

En la -última edición de la Revista Semana, la No 1895, los periodistas Daniel Rico y José Guarnizo, en su artículo Adiós Venezuela “La tragedia de los caminantes”, nos relatan algunas de las más tristes situaciones que están viviendo nuestros hermanos, que incursionan por las naciones de la América Latina, en esta diáspora contemporánea que les ha tocado emprender.

Marielis Montero, con sus 2 hijas de 1 y 4 años, tomadas de la mano, ante un sujeto del E.L.N. que les informó que, para poder pasar la frontera, debía pagar 20.000 pesos por cabeza; el llanto de las niñas hizo que el del E.L.N. las dejara pasar, dejando atrás 195 kms de recorrido a pie.

Sin embargo, el destino de la mayoría de los migrantes es incierto. Muchos se quedan en Colombia, un 70%; y el otro 30% deciden continuar hacia Ecuador, Perú, Chile e incluso El Brasil.

Como la mayoría no pueden pagar siquiera el bus, tienen que seguir a pie por el camino errante a pesar del sol abrazador.

Después de pasar la frontera y los que se dirigen a Pamplona, como Marielis y sus 2 hijas que no conocían la neblina, tuvieron que ascender a l páramo de Berlín, que pertenece a la cadena montañosa de Santurbán y enfrentarse a cero grados de temperatura, ateridas de frio.

Las cifras del empobrecimiento colectivo de Venezuela son estremecedoras

Las estanterías de los negocios están vacías. No existe ninguna reconversión del Bolívar que pueda subsanarla. Nicolás Maduro y Dios-Negado Cabello no quieren entender el daño tan inconmensurable que le están infringiendo a su pueblo.

Lo triste es que Nicaragua, es una Nación que está cogiendo por un similar camino equivocado. Lo más incomprensible es que para Maduro y Cabello lo que la prensa internacional está viendo, todos los días, para ellos dos, la información de la prensa colombiana son meros montajes.

 

AUGUSTO MEJIA GONZALEZ                                    augustomejiag@gmail.com