NEGACIONISMO DE Farc

      Comentarios desactivados en NEGACIONISMO DE Farc

Pereira, Lunes 22 de Septiembre de 2020.-

EDITORIAL

Periódico Ciberespacial www.notieje.com

Cubriendo los Cinco Continentes

Europa, América, Asia, Africa y Oceania

Director-Fundador

Luis Alberto Figueroa

T.P. 0222 del Ministerio de Educación Nacional

A lo largo de varios años que demoró la negación entre el gobierno Santos y las Farc siempre se insistió de que el centro del proceso y de un eventual acuerdo de paz serían las víctimas del conflicto armado.

Se reiteró hasta la saciedad, igualmente, que todo los tratados y las instancias resultantes del pacto habanero estarían forzadas, prioritariamente, la verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición para los millones de colombianos que por varias décadas fueron blanco de la barbarie y la violencia indiscriminada de esa guerrilla.

Al cumplirse cuatro años del primer acto de firma  del acuerdo de paz, en Cartagena que sin embargo resulto inútil al imponerse el No en el plebiscito refrendatorio de octubre del 2016, el país asiste entre atónito e indignado a la que bien puede considerarse evidencia incontrastable del fracaso de ese malhadado acuerdo de paz.

De otra parte, la jurisdicción Especial de Paz ( JEP), el contravertido sistema jurídico creado para que los guerrilleros desmovilizados confesaran las circunstancias de modo, tiempo y lugar de sus múltiples delitos  y a partir de ello se avansarán en materializar los derechos a la verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición para los millones de víctimas , ha terminado convertida  en una especia de rey de burlas.

No de otra manera  se puede calificar el hacho de que de manera sistemática y desafiante los mandos desmovilizados  insistan en negar, contra toda evidencia, la comisión de secuestros, violaciones sexuales , desplazamientos forzados, asesinatos  selectivos,  masacres, reclutamiento forzado de menores de edad y otra gran cantidad de acciones de ocurrencia diaria durante varias décadas entre otros.

Visto todo lo anterior es más que evidente que el acuerdo de paz firmado en 2016 cada día se  confirma más  como un fracaso, no solo la violencia armada sigue en Colombia sino que aquellos que se desarmaron y accedieron a beneficios políticos  e impunidad judicial, continúan desdeñando a las víctimas, la justica, el Estado de Derecho y el país en general.

Un Aislamiento que se Prolonga – Notieje.com