DÍA INTERPLANETARIO EL EGOÍSTA. Rubèn Darío Franco Narvàez. Presidente de la Asociación de Periodistas de Risaralda PRI, Póeta, Escritor, Columnista, Investigador Historiador, Libretista, Comunicador Social Periodista.

      Comentarios desactivados en DÍA INTERPLANETARIO EL EGOÍSTA. Rubèn Darío Franco Narvàez. Presidente de la Asociación de Periodistas de Risaralda PRI, Póeta, Escritor, Columnista, Investigador Historiador, Libretista, Comunicador Social Periodista.
Ver las imágenes de origen
  •  Usted;
  •  luisalbertofigueroa44@gmail.com

-***-

Domingo 23 de mayo 2021. –DÍA INTERPLANETARIO DEL EGOÍSTA.

El concepto proviene del ego, mediante la cual una persona se hace consciente de su propia identidad y se reconoce como un “yo”. El diccionario define la palabra egoísmo como: “excesivo aprecio que tiene una persona por sí misma y que le hace atender desmedidamente a su propio interés, sin preocuparse del de los demás” (Real Academia Española).

Todos, sin excepciones, en un ligero sondeo interior, podemos celebrar el DÍA INTERPLANETARIO DEL EGOÍSTA, porque –de una u otra manera- somos egoístas. Para que se auto-identifique, le presento los tres tipos de egoísmo en psicología:

1. Egoísmo egocéntrico. Es el egoísmo que define el diccionario, una actitud que te aleja de los demás, te hace perder tu valor social y te acaba aislando emocionalmente de todos. La persona solo mira por sí misma utilizando a los demás en base a su interés y beneficio sin tener en cuenta cómo sus actos pueden repercutir sobre el resto. El ego es tan grande que la persona es incapaz de empatizar con quien interactúa. Quien es egoísta “egocéntrico” va construyendo una personalidad victimista y tiende a quejarse y a culpar a los demás cuando algo no sale como esperaba. Te acusa de egoísta a ti cuando ves por tus propios intereses porque lo que quiere es que veas por los suyos.

2. Egoísmo consciente o neutro. Es importante dedicar algo de tiempo cada día para darnos lo que necesitamos y mantener así el equilibrio emocional. Necesitamos pensar en nosotros mismos para sobrevivir física y emocionalmente. Afirmo, otra vez, que el ser humano debe quererse primero a sí mismo para poder querer de forma adecuada a los demás. A través de este egoísmo consciente, mejoramos nuestra autoestima fortaleciendo la confianza en nosotros mismos. El egoísmo neutro beneficia a uno mismo y no perjudica a otros, aunque a los que ama tiende también a beneficiarlos indirectamente.

3. Egoísmo altruista. Este egoísmo consiste en hacer algo que nos gusta hacer y que, además, aporta ganancias para otras personas. Somos altruistas porque hacer cosas buenas nos hace sentir bien. Es propio de una persona empática, que sin dejar de buscar su bienestar, procura que al alcanzarlo no afecte a otros de manera negativa. Es capaz de dejar que otros reciban un beneficio primero cuando siente que lo necesitan más que ella.

Como conclusión, podemos entender que en función de cómo se mire el egoísmo, lo podemos entender como una actitud más o menos negativa, con diferentes grados de preocupación por el bienestar propio y ajeno.

Yo, usted; ese, aquel; el de acá y el de más allá… tiene derecho a levantar la COPA y brindar por el egoísmo propio y ajeno.

SONRÍA, SONRÍA, SONRÍA CON AMOR Y ALEGRÍA, AGRADECIÉNDOLE A DIOS CADA SEGUNDO DE VIDA. RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ

PREGUNTO: ¿SERÁ POSIBLE EL DESCUBRIMIENTO DE UN MEDICAMENTO (EN CÁPSULAS O GOTAS) PARA CURAR EL EGOÍSMO? – ¡Ojo! Sin utilizar bioarmas.

-***-

EVANGELIO DEL DOMINGO 23 DE MAYO 2021:

Evangelio según san Juan (20,19-23), del domingo, 23 de mayo de 2021

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:

“Paz a vosotros”.

Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:

“Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”.

Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo:

“Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos”. -Palabra del Señor.