COMUMNA DEL COMUNICADOR SOCIAL, RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE PERIODISTAS DE RISARALDA Pri), COLUMNISTA, INVESTIGADOR, POETA, ESCRITOR

      Comments Off on COMUMNA DEL COMUNICADOR SOCIAL, RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE PERIODISTAS DE RISARALDA Pri), COLUMNISTA, INVESTIGADOR, POETA, ESCRITOR

UN MINUTO CON DIOS

Martes 24 de noviembre 2020 –RECORDANDO “UN MINUTO DE DIOS”

Homenaje al Padre Rafael García-Herreros Unda, en la conmemoración de sus 28 años de viaje al azul celeste.

No importa si un millón de personas te dicen lo que no puedes hacer, o si diez millones te dicen que no. Si obtienes un sí de Dios, eso es todo lo que necesitas.” -Tyler Perry, cineasta estadounidense.

Lo importante en nuestras vidas no es celebrar cada cumpleaños de nacimiento; lo importante es agradecer cada minuto que estamos en contacto con DIOS. RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ.

SONRÍA, SONRÍA, SONRÍA… CON AMOR Y ALEGRÍA, AGRADECIENDO A DIOS UN DIA MÁS DE VIDA.

OBRA 24..jpg

OBRA 24

“UN MINUTO CON DIOS”

Homenaje al Padre Rafael García-Herreros Unda, en la conmemoración de sus 28 años de viaje al azul celeste.

Duración: 11.24

LUGAR DE PRESENTACIÓN: Hogar Hermanas Misioneras de la Caridad. Carrera 7 No. 8-59 Pereira-Risaralda-Colombia-América del Sur.

Número de espectadores: 30 (Residentes en el Hogar. Cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad).

FECHA:  lunes 24 de noviembre/2020. Hora: 11.24 de la mañana.

TÍTULO: “UN MINUTO CON DIOS”

AUTOR: RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ (Católico).

SÍNTESIS

Un minuto con Dios equivalen a 83 años de vida terrena, corroborado por el Padre Rafael García-Herreros Unda. Su tiempo fue breve, con una obra humana inconmensurable, dejando huellas imborrables con el famoso “Banquete del Millón” que convertía anualmente en miles de millones de bendiciones derramadas en construcción de techos para los desprotegidos, en auspicio de formación de niños y jóvenes, en el rescate de personas absorbidas por la drogadicción y en pan cotidiano para innumerables personas expuestas a morir por física hambre. El Minuto de Dios, sigue su trazado, endulzado por Manuelita y con frutos de amor esparcidos por todo el territorio colombiano.

Aquí, en su visita a Pereira, inaugurando el Hogar Misioneras de la Caridad, tuve el inmenso honor de estrechar la mano derecha de la Madre Teresa de Calcuta, el 1 de septiembre de 1.982, acompañando a Monseñor Darío del Niño Jesús Castrillón Hoyos. Fue realmente (aún vibra en mi interior) un minuto iluminado de amor, percibiendo la bondad de Dios en un cuerpo diminuto, insuficiente para albergar un alma ilimitada. Jamás olvidaré esa preciosa frase, pronunciada por esa mujer llena del Espíritu Santo: “Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.”.

Hace 23 años, La mamá de los pobres, viajó al Reino Celestial, después de cumplir con su misión terrena en 87 años de edad.

PERSONAJES: RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ (Voz Exterior) y RUDAFRA (Voz interior).

Ficha Técnica por orden de aparición: 1-RUDAFRA. 2-RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ.

ACTORES: RUDAFRA Y RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ

NECESIDADES ESCÉNICAS: Dos banquitos de guadua. Dos micrófonos de diadema inalámbricos (uno para cada actor). Amplificador sencillo. Una pequeña mesa de madera; sobre la cual estarán: un minicomputador portátil, dos vasos de agua, dos frascos de alcohol, servilletas desechables. Al fondo: Fotos grandes del Padre Rafael García-Herreros Unda y la Madre Teresa de Calcuta. Sábana vieja pero limpia (reemplaza el telón), pendiendo de una cabuya; al lado derecho una pita para accionar (subir y bajar la sábana).

Al frente: 30 personas autorizadas por las Hermanas de la Caridad, cómodamente sentadas, cumpliendo con todas normas de bioseguridad.

TEXTO:

Un minuto con Dios equivalen a 83 años de vida terrena, corroborado por el Padre Rafael García-Herreros Unda. Su tiempo fue breve, con una obra humana inconmensurable, dejando huellas imborrables con el famoso “Banquete del Millón” que convertía anualmente en miles de millones de bendiciones derramadas en construcción de techos para los desprotegidos, en auspicio de formación de niños y jóvenes, en el rescate de personas absorbidas por la drogadicción y en pan cotidiano para innumerables personas expuestas a morir por física hambre. El Minuto de Dios, sigue su trazado, endulzado por Manuelita y con frutos de amor esparcidos por todo el territorio colombiano.

Aquí, en su visita a Pereira, inaugurando el Hogar Misioneras de la Caridad, tuve el inmenso honor de estrechar la mano derecha de la Madre Teresa de Calcuta, el 1 de septiembre de 1.982, acompañando a Monseñor Darío del Niño Jesús Castrillón Hoyos. Fue realmente (aún vibra en mi interior) un minuto iluminado de amor, percibiendo la bondad de Dios en un cuerpo diminuto, insuficiente para albergar un alma ilimitada. Jamás olvidaré esa preciosa frase, pronunciada por esa mujer llena del Espíritu Santo: “Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.”.

Hace 23 años, La mamá de los pobres, viajó al Reino Celestial, después de cumplir con su misión terrena en 87 años de edad.

Mientras se dilapidan fortunas y la ambición inalcanzable golpea inmisericordemente a los desprotegidos, la Fundación Minuto de Dios –alimentada por el espíritu bondadoso del Padre García-Herreros-, con la Cruz de Madera en la Televisión Colombiana y el Banquete del Millón, prolonga la presencia viva de Dios en los corazones caritativos para brindar techos, alimentación, educación, rescate de los jóvenes perdidos en el mundo de las drogas y amparo seguro para niños y niñas en situaciones desgraciadas.

Entiendo sanamente que los cumpleaños van y vienen. Sin embargo, UN MINUTO CON DIOS, se prolonga más allá del tiempo conociendo la bella historia de servicio a la humanidad de la Madre Teresa de Calcuta y el Padre Rafael García-Herreros Unda.

ACTO I

Suena en el Altavoz, una dulce voz de mujer: “Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.” -Madre Teresa de Calcuta.

La directora del Hogar (Nos solicitó que no reveláramos su nombre, justificada por su quinto voto: “servir al más pobre entre los pobres), hace una ligera descripción de la obra y la mini-biografía de los actores. Da la bienvenida, jala la pita y sube la sábana.

ESCENA I

Dos banquitos de guadua. Dos micrófonos de diadema inalámbricos (uno para cada actor). Amplificador sencillo. Una pequeña mesa de madera; sobre la cual estarán: un minicomputador portátil, dos vasos de agua, dos frascos de alcohol, servilletas desechables. Al fondo: Fotos grandes del Padre Rafael García-Herreros Unda y la Madre Teresa de Calcuta. Sábana vieja pero limpia (sirve de telón), pendiendo de una cabuya (Sirve de Telón), al lado de derecho una pita para accionar (subir y bajar la sábana).

Al frente: 30 personas autorizadas por las Hermanas de la Caridad, cómodamente sentadas, cumpliendo con todas normas de bioseguridad.

Protagonistas ocupando sus banquitos: RUDAFRA A LA DERECHA, RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ A LA IZQUIERDA. (Ambos, al mismo tiempo, se levantan y amablemente –inclinando la cabeza- saludan a los asistentes).

RUDAFRA: Vestido con harapos: pantalón y camisa (Negros). Tenis viejos rotos. 83 años de edad. Pelo sucio y revolcado. Ojos cafés. Mirada cansada y cara triste. (Se rasca continuamente la cabeza como si tuviera piojos. Pregunta en tono atropellado). Aquí atrás veo una foto del Padrecito Rafael, ¿Quién fue él?

-RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ: Vestido con harapos: pantalón y camisa (Negros). Botas viejas rotas. 87 años de edad. Pelo sucio y revolcado. Ojos verdes. Mirada clara y cara alegre. Le da entender al computador y una hermosa voz femenina, dice: “Cada acontecimiento, grande y pequeño, es una parábola por medio de la cual Dios nos habla y el arte de vivir es recibir el mensaje.” -Malcolm Muggeridge, periodista inglés.

(Bebe un poco de agua. Se levanta de su banquita y camina entre los espacios de los asistentes, señalando –continuamente- la foto del Padrecito que murió hace 28 años) Un minuto con Dios equivale a 83 años de vida terrena, corroborado por el Padre Rafael García-Herreros Unda. Su tiempo fue breve, con una obra humana inconmensurable; dejando huellas imborrables con el famoso “Banquete del Millón” que, convertía anualmente en miles de millones de bendiciones derramadas en: construcción de techos para los desprotegidos, en auspicio de formación de niños y jóvenes, en el rescate de personas absorbidas por la drogadicción y en pan cotidiano para innumerables personas expuestas a morir por física hambre. El Minuto de Dios, sigue su trazado, endulzado por Manuelita y con frutos de amor esparcidos por todo el territorio colombiano.

Jala la pita y cae la sábana.

FIN DEL ACTO I

ACTO II

La directora del Hogar Misioneras de la Caridad, cita una frase del teólogo francés Blaise Pascal: “Dios es un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna.”. Seguidamente, tira la pita y sube la sábana.

ESCENA I

Protagonistas ocupando sus banquitas: RUDAFRA A LA DERECHA, RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ A LA IZQUIERDA. (Ambos frotándose las manos con alcohol).

RUDAFRA: Le da enter al computador y se escucha en Altavoz: “En realidad, todas las cosas, todos los acontecimientos, para quien sabe leerlos con profundidad, encierran un mensaje que, en definitiva, remite a Dios.” -Juan Pablo II.

(Se rasca la cabeza como si tuviera piojos. Mira hacia atrás y pregunta con su voz cansada) -Oiga Rubén Darío, por qué está aquí esa foto de la Santa Teresa de Calcuta. ¿Ella no vivía, pues, en La India?

RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ (Se ajusta el micrófono inalámbrico. Se levanta del banquito y va hasta el fondo del salón y frente a la foto de la Santa, responde) – Aquí, en su visita a Pereira, inaugurando el Hogar Misioneras de la Caridad, tuve el inmenso honor de estrechar la mano derecha de la Madre Teresa de Calcuta, el 1 de septiembre de 1.982, acompañando a Monseñor Darío del Niño Jesús Castrillón Hoyos. Fue realmente (aún vibra en mi interior) un minuto iluminado de amor, percibiendo la bondad de Dios en un cuerpo diminuto, insuficiente para albergar un alma ilimitada. Jamás olvidaré esa preciosa frase, pronunciada por esa mujer llena del Espíritu Santo: “Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.”.

Hace 23 años, La mamá de los pobres, viajó al Reino Celestial, después de cumplir con su misión terrena en 87 años de edad. (Bebe un poco de agua) Hala la pita y cae la sábana.

FIN DEL ACTO II

ACTO III

La directora del Hogar Misioneras de la Caridad, lee –en voz alta- una frase de San Agustín: “Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.”. Jala la pita y sube la sábana

ESCENA I

Protagonistas ocupando sus banquitas: RUDAFRA A LA DERECHA, RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ A LA IZQUIERDA.

RUDAFRA: (Da enter al computador y una dulce voz femenina, dice) “Lo que importa no es cuántos años acumulas en la vida, sino cuánta vida se ha acumulado en esos años”. -Abraham Lincoln. Abraham Lincoln fue un político y abogado estadounidense que ejerció como decimosexto presidente de los Estados Unidos de América. (Mira de soslayo a su compañero. Se rasca la cabeza como si tuviera piojos. Pregunta con su cansada voz) –Hoy, martes 24 de noviembre de este pan de mico, perdón: pandémico 2.020, se cumplen 28 años de la muerte del Padre García. El Minuto de Dios y el Banquete del Millón, ¿ya desaparecieron?

RUBÉN DARÍO FRANCO NARVÁEZ: Da enter al computador y en el Altavoz, suena esta bella frase: “Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas.” -Miguel de Cervantes Saavedra.  (Bebe un poco de agua. Se frota las manos con alcohol y va hasta la parte de atrás para situarse al frente de las dos fotos que adornan el salón. Con voz convincente) -Mientras se dilapidan fortunas y la ambición inalcanzable golpea inmisericordemente a los desprotegidos, la Fundación Minuto de Dios –alimentada por el espíritu bondadoso del Padre García-Herreros-, con la Cruz de Madera en la Televisión Colombiana y el Banquete del Millón, prolonga la presencia viva de Dios en los corazones caritativos para brindar techos, alimentación, educación, rescate de los jóvenes perdidos en el mundo de las drogas y amparo seguro para niños y niñas en situaciones desgraciadas.

Entiendo sanamente que los cumpleaños van y vienen. Sin embargo, UN MINUTO CON DIOS, se prolonga más allá del tiempo conociendo la bella historia de servicio a la humanidad de la Madre Teresa de Calcuta y el Padre Rafael García-Herreros Unda.

RUDAFRA: Jala la pita, cae la sábana.

FIN DE LA OBRA 24