Cárder informa que se pasó de la Temporada Seca a la Invernal

      Comentarios desactivados en Cárder informa que se pasó de la Temporada Seca a la Invernal

Pereira, CARDER.

La Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER, de acuerdo a los pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM, informa que en Colombia durante septiembre se pasó de temporada seca a invernal, por lo anterior, los incendios forestales aún podrían tener presencia en el territorio, sin embargo, se espera que octubre, noviembre y diciembre sean los meses con más intensidad de lluvias.
Según el reporte del profesional especializado en el tema y coordinador del grupo de Gestión del Riesgo de la CARDER, Geólogo Jaime Guzmán Giraldo, a la fecha se han presentado granizadas, vendavales y fuertes aguaceros, que de acuerdo al reporte marcan el inicio de la segunda temporada de lluvias en el departamento.

La primera temporada invernal que se presentó en Risaralda durante abril, mayo y junio causó numerosos estragos, dejando cerca de 10 mil damnificados tras derrumbes de altas proporciones con caída de árboles y piedras, taponamientos en las vías e inundaciones. A pesar de esto, climatológicamente para octubre y noviembre, especialmente en la Región Andina, la temporada de lluvias es mucho más intensa que la primera, por lo tanto hay que estar alerta con lo que se pueda presentar en este período que se aproxima.

En Risaralda, las áreas que pueden verse mayormente afectadas son las aledañas a ríos, quebradas o lagunas, que aunque actualmente se encuentran en niveles bajos, se espera que estos empiecen a subir según se presenten las precipitaciones.
La CARDER, a través de Guzmán Giraldo, realiza algunas recomendaciones a los entes gubernamentales y a la ciudadanía en general, con el ánimo de disminuir los riesgos y atender de forma efectiva los eventos que se presenten:

– Alcaldes, gobernadores, consejos municipales y departamentales de gestión del riesgo deben identificar los sectores urbanos y rurales de mayor susceptibilidad a crecientes súbitas y deslizamientos, monitorear los cuerpos de agua, consultar la información y alertas provenientes del IDEAM y de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRD.
– Revisar, ajustar, cambiar o limpiar los techos, canales y canaletas para evitar inundaciones en las viviendas, hacer mantenimiento de las cubiertas, goteras y fallas estructurales.
– Evitar invadir zonas ubicadas en el cauce de los ríos, laderas o zonas propensas a la formación de movimientos de remoción en masa.

Más Noticias