Tengo Confianza en lo que Ivàn Duque Màrquez ha dicho: Rodrigo Londoño

      Comments Off on Tengo Confianza en lo que Ivàn Duque Màrquez ha dicho: Rodrigo Londoño

Tengo confianza en lo que Iván Duque ha dicho
Rodrigo Londoño Echeverry, Timochenko, director nacional del Partido Farc. Llamó a redoblar la lucha por la paz.

 Participó en Manizales de un conversatorio con gente del Partido Farc. Habló de los retrasos en la implementación del acuerdo de paz, y de lo que viene con el Gobierno del electo presidente Iván Duque.

Rodrigo Londoño Echeverry, Timochenko, director del Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc) estuvo hasta ayer en Manizales como invitado central de un conversatorio sobre avances y perspectivas en la implementación del Acuerdo de Paz.

“Este no es un Acuerdo de las Farc sino que le pertenece al pueblo colombiano. Está avalado y protegido por la comunidad internacional, lo tenemos que salvar todos los colombianos, tenemos que vigilarlo y participar en su cumplimiento.

Va encaminado a generar la reconciliación para alcanzar la definitiva paz en Colombia. Dejemos de matarnos entre hermanos por razones políticas”, dijo al comienzo de una entrevista con LA PATRIA.

Redoblar la lucha

– ¿Considera que el nuevo Gobierno del presidente Iván Duque va a garantizar el acuerdo que se firmó en La Habana o cree que le hará muchos cambios?

Parto de lo que él ha dicho, que es respetuoso de la Constitución y las leyes de Colombia. El Acuerdo de Paz está blindado por la Constitución, hay un mandato que los tres próximos gobiernos deben respetar en su integridad, y tengo confianza en ello. Que haya que revisar cosas, estoy de acuerdo, pero de conjunto. Por ejemplo, el punto sobre sustitución de cultivos ilícitos hay que hacerle una revisión profunda para que se haga realidad. Inclinarse más por la erradicación forzada, que por la sustitución de cultivos voluntaria me parece va en contravía del espíritu de lo acordado en La Habana.

– Dice que en La Uribe (Meta) no hay una sola mata de coca, que la gente la erradicó, pero otros sectores señalan que los incentivos que se pactaron en el Acuerdo de Paz para que los campesinos cultivadores de coca la erradicaran han servido es para que se cultive más coca en el país, ¿se consideran culpables de ello?

No necesariamente. La culpable es una sociedad que estimula la actividad ilegal, que estimula la consecución del dinero fácil, esa es la sociedad que digo debemos cambiar.

 

Caso Santrich

– ¿Qué piensa de la posición de Jesús Santrich que mandó una carta para posesionarse como congresista desde el sitio de reclusión?

Mí opinión es la del Partido. Desde la Dirección lo hemos tenido claro desde un principio. Definimos que Santrich debe posesionarse, él muy respetuosamente le escribió a la Dirección diciendo que ponía su curul a nuestra disposición y que haría lo que se definiera. La decisión es que él debe posesionarse, tiene todo el derecho, no tiene acusación en Colombia. Hay acusaciones de otro país que no han sido siquiera probadas.

– ¿Cómo ejercer como congresista desde un sitio de reclusión?

Se le deben dar las garantías para que él ejerza ese derecho, que pueda participar en los debates del Congreso.

– ¿Considera que en el Gobierno de Iván Duque le van a respetar esos derechos a Santrich o cree que será extraditado?

Repito lo que dije inicialmente del presidente electo. Él ha dicho que es respetuoso de las leyes y la Constitución, y espero que actúe en concordancia.

Narcotráfico

– Ustedes dicen que el Gobierno y en el Congreso les incumplieron parte del Acuerdo, que hubo demoras. ¿Qué fue lo que les incumplieron?

La implementación de los acuerdos de paz ha tenido muchas dificultades, tropiezos a lo largo de este tiempo. Este Acuerdo que no es para que a los seis meses ya se haya cumplido, está hasta 20 años pero sí necesita que se sienten unas bases sólidas para salir adelante en su implementación. En el punto uno, de la reforma rural integral, por ahí hubo una norma que dice que comienzan a titular tierras a los campesinos, una reivindicación de toda la vida en Colombia. Está el catastro multipropósito, del cual no se ha hecho nada, y está la reforma política, frente a la que tampoco se hizo nada. Las curules que eran para las víctimas, con el cuento de que eran para las Farc, les hicieron conejo, algo que seguimos peleando. En la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, nada que arrancan los proyectos del Gobierno para que las familias diversifiquen.

– El Acuerdo tuvo modificaciones cuando llegó al Congreso. ¿Qué piensa de lo que quedó sobre el juzgamiento a militares y de definir el narcotráfico como delito conexo?

Sobre los últimos cambios que se han producido sobre la Justicia Especial para la Paz (JEP), que forma parte del sistema integral de justicia, verdad, reparación y no repetición, una de las cosas más admirables que tuvo este Acuerdo, han querido distorsionarlo y quitarle su esencia.

Creo que se van a demandar las reformas que se han hecho porque son inconstitucionales, y tenemos confianza en que ese yerro se va a rectificar. Frente al tema del narcotráfico como delito conexo, diría, ¿dónde está planteado en el Acuerdo? Pido a los medios y a todos los que generan opinión que investiguen bien, que lean todo el Acuerdo para ver dónde dice que el narcotráfico es un delito conexo

. Todo lo contrario, hay un compromiso nuestro para luchar contra ese flagelo y lo estamos haciendo. Lo que pasa es que no hay un compromiso real sino aparente en la lucha contra el narcotráfico.

– Para nadie es un secreto que ustedes derivaron parte de su lucha en los últimos años precisamente del narcotráfico, y algunos dicen que ustedes lo siguen ejerciendo.

¿Y usted les cree a esas voces? Yo quisiera las pruebas. No estuvimos en el negocio del narcotráfico, impuestamos el narcotráfico en todas las regiones donde existía y pasábamos nosotros. Pero narcotraficantes nunca hemos sido. Es incompatible ser narcotráficante y ser revolucionario.

La causa sigue

– ¿Qué piensa de las disidencias de las Farc? Las últimas noticias dicen que no todos los hombres que eran, ustedes los reportaron, y que militantes siguen actuando con otros grupos subversivos.

En este Acuerdo hemos tenido un comportamiento ejemplar, y eso a aquellos que no quieren la paz les duele. Andan buscando un resquicio para demeritar nuestro papel y compromiso.

No dejamos a nadie por fuera. Hay unos muchachos que no se quisieron acoger al proceso por distintas circunstancias, incluso la atracción que hace el fenómeno del narcotráfico. Fue gente que no logramos asimilar políticamente, no entendieron de qué se trataba el proceso y no se sumaron, y se quedaron allá en ese mundo.

– ¿Cuántos están en esa posición?

No, para qué me voy a poner a especular con números. Sé que es un grupo muy reducido y que están reclutando gente. La falta de apoyo del Gobierno a los cultivadores que voluntariamente han destruido los cultivos está generando desempleo y falta de perspectivas. La gente tiene que sobrevivir, y la sobrevivencia se la da el narcotráfico.

– ¿A qué están dedicados quienes pertenecieron a las Farc y entregaron las armas?

A luchar porque se cumpla el Acuerdo en unas condiciones sumamente difíciles. Tienen una bancarización, son $700 mil mensuales, y qué pueden resolver con este dinero, tratando de implementar los proyectos que no arrancan, pues las tierras que el Gobierno destinó para estos proyectos todavía no las provee.

Están sobreviviendo con entusiasmo, con ánimo, como les tocó. Es gente que fue formada en la guerra revolucionaria, luchando por una causa en la cual creímos y seguimos creyendo.

– ¿Qué opina de la situación de Venezuela y Nicaragua en crisis social por sus mandatarios, y de Cuba, que ha hecho reformas a la Constitución que podrían ser el fin de la revolución?

Mi solidaridad con el pueblo venezolano y el de Nicaragua que está siendo víctima de una agresión. Allí lo que hay es una situación artificialmente creada. Venezuela puede tener plata para comprar medicinas, pero por el bloqueo financiero no lo puede hacer.

Frente a Cuba, es una mala interpretación, porque están en el debate para reformar la Constitución, y ahora que concluyeron se lo van a pasar a todo el pueblo para que lo discuta, lo quite o lo apruebe.

– ¿Lo dice en defensa porque son amigos de la revolución, países amigos de las Farc?

Amigos de las Farc, no. Nos han acompañado en la construcción de la paz.

De los diálogos con el Eln

“Partiendo de la experiencia nuestra, lo importante es que no se suspenda el diálogo. Mientras haya diálogo y voluntad de las partes, por muy difícil y compleja que sea la situación, se puede encontrar la salida”.

No es la cárcel

¿Mañana se cumplen 18 años de la toma en manos de las Farc al corregimiento de Arboleda, al oriente de Caldas, en la que fallecieron 13 policías y 4 civiles. Con la JEP están sujetos a penas por este y otros hechos similares en el país, aceptarán lo que les impongan?

“La JEP fue construida en La Habana, entre el Gobierno y la insurgencia de las Farc, y va encaminada a que todos los delitos graves sean sancionados.

No está concebida como una retaliación, sino que por encima del castigo se imponga la verdad. Si fuimos constructores de esa idea, cómo vamos a estar en contra de ella. Estamos dispuestos a responder por lo que haya que responder, y a aceptar lo que toque aceptar”.

PERIÒDICO LA PATRIA