La Ausencai del Deseo Sexual en el Hombre Cada dìa es màs Comùn

      Comentarios desactivados en La Ausencai del Deseo Sexual en el Hombre Cada dìa es màs Comùn

LA AUSENCIA DEL DESEO SEXUAL EN HOMBRES; CADA VEZ MÁS COMÚN Y MÁS SECRETO

Deseo sexual hipoactivo
Son múltiples las causas por las cuales un hombre pierde el deseo sexual, situación que anteriormente era atribuida solamente a las mujeres, lo más complejo del problema es que muchas veces se sufre en silencio y no se comenta en la pareja por ese miedo a perder la imagen de masculinidad (ego de macho), provocando problemas al interior de la misma y generando niveles de ansiedad que son difíciles de manejar.

En este artículo analizaremos tipos y causas de la disfunción, para orientar a los lectores de cómo pueden abordarlo y buscar la ayuda necesaria.

El síntoma más representativo es la disminución del interés por lo que representa la sexualidad en todos sus aspectos.

Tipos de falta de deseo sexual

Cuando el problema de la falta de deseo sexual se presenta, se pueden distinguir varios tipos. El Instituto Sexológico Murciano los analiza:

Primaria: Supone una nula capacidad para tener fantasías sexuales y escasas conductas con un fin sexual. Se da desde la adolescencia y empeora en la edad adulta.

Secundaria: aquellas personas que han disfrutado de un deseo normal pero que pierden el interés por la conducta sexual.

Generalizada: el afectado no puede experimentar deseo ni hacia su pareja ni hacia otras personas.

Situacional: no experimenta deseo sexual hacia su pareja, pero sí hacia otras personas.

Causas de la ausencia del deseo sexual

1. Depresiónun-análisis-de-sangre-para-diagnosticar-la-depresión-soledad

La depresión cambia todos los aspectos de la vida de quien la padece. Es normal que, cuando se sienta deprimido, experimente una parcial o completa falta de apetito sexual.

La disminución de la libido puede ser también un efecto secundario de algunos antidepresivos.

Es importante que hable con su médico si estás bajo tratamiento farmacológico: solamente él podrá indicarle si necesita disminuir la dosis o incluso cambiar el tratamiento.

Dejar el tratamiento puede llevarle a una fuerte recaída e, incluso, un mayor grado de depresión.

2. Bajos niveles de testosterona

La testosterona es una hormona masculina muy importante. En las mujeres también está presente, pero en menores cantidades.

En los hombres, esta hormona se produce principalmente en los testículos y es la responsable de la construcción de los músculos, masa ósea y de estimular la producción de esperma, además de influir en el deseo sexual.

Si presenta bajos niveles de testosterona (350 a 300 nanogramos por decilitro), puede tener deficiencia de la misma. Esto es normal que ocurra cuando va envejeciendo.

Una caída drástica puede influir en la falta de apetito sexual. Si este es su caso, hable con su médico sobre qué tratamiento debe seguir.

3. Enfermedades crónicas

Cuando su salud se ve afectada por los efectos de una enfermedad o dolor crónico, es probable que el sexo deje de estar en su lista de prioridades. Ciertas dolencias como el cáncer pueden disminuir su conteo de espermatozoides.

Esto se debe a que su cuerpo se enfoca en luchar contra la enfermedad. Si pasas por una enfermedad crónica, es importante que hables con su pareja acerca de las causas de su falta de apetito sexual.

Es posible que esto cause problemas en la relación. También puede recurrir a la ayuda de consejeros matrimoniales o terapeutas sexuales para hablar acerca de sus problemas.

4. Los medicamentos

Las terapias y medicamentos son para quien padecen depresión. Existen ciertos medicamentos que pueden disminuir sus niveles de testosterona, por lo que ocasionan falta de apetito sexual. Entre los que más problemas ocasionan en este sentido encontramos:

Algunos medicamentos para la presión arterial

Antidepresivos

Medicamentos contra la calvicie

Antihistamínicos

Marihuana medicinal

Medicamentos anticoagulantes

Beta-bloqueadores

Benzodiazepinas

Todos estos pueden causar problemas a la hora de tener una erección e incluso eyacular. Si ha visto estos efectos luego de incorporar alguno de estos medicamentos, considere hablar con su médico sobre las posibles alternativas.

5. Envejecimiento

Al envejecer, los niveles de testosterona disminuyen, lo que puede derivar en la falta de apetito sexual. El nivel más alto de libido en los hombres se da en la etapa de la adolescencia; de ahí en adelante disminuye de manera paulatina.

Entre los 60 y 65 años es normal notar una diferencia en su libido. Es natural que, a medida que envejece, le sea más difícil tener orgasmos, eyacular o excitarse.

La buena noticia es que existen medicamentos que pueden ayudarle con el tema.

Más Noticias