En Manizales: adolescente le dio marihuana a un menor, de nueve años

      Comments Off on En Manizales: adolescente le dio marihuana a un menor, de nueve años

 Ilustración

En Manizales se vivió, el pasado 10 de enero, una situación similar a la que esta semana fue noticia en Cali, donde dos menores le dieron marihuana a una niña de cuatro años.

En el caso de la capital de Caldas, el martes hubo una sanción penal para el adolescente que cometió el delito: 14 meses en la Ciudadela Los Zagales. Así lo ratificó el Tribunal Superior de esta ciudad.

Los hechos ocurrieron en la comuna San José. Ese día, a las 6:30 de la tarde, un menor, de nueve años, fue a la tienda a hacer un mandado. Un adolescente lo abordó en el camino y lo obligó a entrar a un matorral y fumar marihuana, pese a que no quería y nunca lo había hecho. El afectado llegó a su vivienda, se recostó porque se sentía muy mal, lloró y le contó a la mamá lo sucedido: ¡Me obligó a chupar cripa!

Ella madrugó al día siguiente a interponer la denuncia. Al infractor le impusieron una sanción que consiste en la vinculación a un programa de atención especializado, en la modalidad de semi-internado.

Cuidados

Angélica María Claro, directora de incidencia de Red PaPaz, le entregó a este medio seis recomendaciones para que los padres eviten que sus hijos caigan en las drogas o perciban si están a punto de convertirse en consumidores.

1. Involucrarse en su vida. Sentarse juntos, preparar la comida en familia al menos una vez al día. Ver televisión. Establecer horas de llegada, saber dónde están e imponer reglas claras.

2. Actividades en familia. Institucionalizar juegos de mesa, lecturas diarias de un pedazo de libro, practicar deporte entre todos 3.

Hablar del tema. Conversar con ellos así sea cinco minutos. Dejar claras las expectativas frente al consumo, decirles que no quiere que tomen, porque en la etapa que está su cerebro puede afectarse. Que pueden aprender a pasarla bien en las fiestas sin licor y droga.

Que quieren lo mejor para ellos y que lo más adecuado es no caer en el consumo. “Los padres pueden consultar información confiable en algunas páginas antes de abordar este tema con los hijos (ver recuadro Para que se oriente)”. 4.

Ser buen ejemplo. No es solo decirles que no consuman. Es darles ejemplo. Si el papá fuma, mantener el hogar libre de humo. No emborracharse en casa, ni ofrecerle trago, ni mandarlo a comprar licor y/o cigarrillos. No dejar estos elementos al alcance de ellos.

5. Ser precavidos. Ponerles atención a los permisos y salidas a fiestas. Llamar al adulto responsable de la celebración, averiguar dónde van a estar, quién los cuidará, cuántos invitados habrá, si se tendrá licor. Llevarlo y recogerlo. 6.

Alerta a síntomas de alarma. Pendientes de los cambios de comportamiento, estados de ánimo, exigencias extrañas de dinero, presencia de papeletas, polvos, hojas o pepas. Además, de hemorragias nasales, rinitis, pinchazos. Mirar qué está pasando.

Si se detecta que hay consumo, no buscar culpables sino soluciones con ayuda profesional para todos. “Que consuma no significará que sea un adicto. Un experto se encargará de identificar el nivel de riesgo en el que está”.

LA PATRIA DE MANIZALES