Columna del Ing. Manuel J. Muñoz Faux I.C.

      Comments Off on Columna del Ing. Manuel J. Muñoz Faux I.C.
COLOMBIA EN UNA ENCRUCIJADA

COLOMBIA EN UNA ENCRUCIJADA
Llego un momento en que los hombres de bien de Colombia no
pudieron seguir pasando por alto la terrible situación humana de
violencia e injusticia existente en el país y resolvieron darle fin. Al
presidente de la república, Juan Manuel Santos le correspondió
liderar este empeño con el liderazgo en el trasfondo de su hermano
Enrique Santos Calderón. Como toda acción produce una reacción,
en este caso, esta la encabeza el expresidente Uribe un criminal,
que hasta ahora se ha librado de ser juzgado en los estrados
correspondientes.
La historia de la violencia en Colombia realmente comienza con su
creación como nación independiente, pero se podría reducir en
forma sinóptica a que el último brote viene del 9 de abril de 1948
fecha en que asesinaron al líder popular de la izquierda liberal Jorge
Eliécer Gaitán. Desde entonces grupos políticos generalmente
liberales se alzaron en armas contra gobiernos conservadores que
los perseguían a sangre y fuego descaradamente, los cuales a
través de 70 años se convirtieron en fuerzas guerrilleras que
algunos las tildan de comunistas.
La política de una Colombia nueva en paz se funda en el perdón por
una parte, y en aceptar las leyes y la convivencia pacífica por la
otra. Condiciones de una paz duradera nueva y justa, que avisora
un futuro promisorio para la patria dentro de un único mundo
posible. Entendible para el sentido común, el menos común de los
sentidos. Su enemigo el citado Uribe no necesita ser inteligente sino
sagaz, lo que pacientemente logran difícilmente los que están en lo
cierto, el adversario con un golpe artero puede destruír un trabajo
laborioso.
Colombia está en manos de otros Uribe.
Manuel J. Muñoz Faux IC Febrero 2018
Llego un momento en que los hombres de bien de Colombia no
pudieron seguir pasando por alto la terrible situación humana de
violencia e injusticia existente en el país y resolvieron darle fin.
Al presidente de la república, Juan Manuel Santos le correspondió
liderar este empeño con el liderazgo en el trasfondo de su hermano
Enrique Santos Calderón.
Como toda acción produce una reacción,
en este caso, esta la encabeza el expresidente Uribe un criminal,
que hasta ahora se ha librado de ser juzgado en los estrados
correspondientes.
La historia de la violencia en Colombia realmente comienza con su
creación como nación independiente, pero se podría reducir en
forma sinóptica a que el último brote viene del 9 de abril de 1948
fecha en que asesinaron al líder popular de la izquierda liberal Jorge
Eliécer Gaitán.
Desde entonces grupos políticos generalmente
liberales se alzaron en armas contra gobiernos conservadores que
los perseguían a sangre y fuego descaradamente, los cuales a
través de 70 años se convirtieron en fuerzas guerrilleras que
algunos las tildan de comunistas.
La política de una Colombia nueva en paz se funda en el perdón por
una parte, y en aceptar las leyes y la convivencia pacífica por la
otra.Condiciones de una paz duradera nueva y justa, que avisora
un futuro promisorio para la patria dentro de un único mundo
posible.
Entendible para el sentido común, el menos común de los
sentidos.
Su enemigo el citado Uribe no necesita ser inteligente sino
sagaz, lo que pacientemente logran difícilmente los que están en lo
cierto, el adversario con un golpe artero puede destruír un trabajo
laborioso.
Colombia está en manos de otros Uribe.
Manuel J. Muñoz Faux IC Febrero 2018