Columna del Abogado, Escritor y Periodista, Luis Garcia Quiroga

      Comments Off on Columna del Abogado, Escritor y Periodista, Luis Garcia Quiroga

Se le volvió ritual al gobernador Sigifredo Salazar hacer rueda de columnistas en las que además de los informes de gestión, también escucha con atención las inquietudes, y denuncias, porque según dice, los columnistas de Pereira orientan y sus opiniones tienen mucho peso en la ciudadanía.

Su informe de 2017, independientemente de su habilidad en el manejo político propio de quien ha vivido en ese entorno, dejó la percepción de que estamos, por fin, frente a un gobernador decidido a frenar el despoblamiento de los municipios del occidente del departamento, generando condiciones, oportunidades y atractivos proyectos e inversiones, que abren posibilidades de retorno a los municipios.

No obstante, al escucharlo y discutir con él temas de fondo en la gestión del territorio, hay tres escenarios que ameritan reflexiones: 1) ¿Es Sigifredo un buen gobernador, o como dijo el columnista/economista Luis Miguel Cárdenas, más parece un buen alcalde de los municipios? Creo que la diferencia estriba en que a Salazar le duele la provincia, porque es oriundo de Pueblo Rico, y porque no quiere caer en el error del anterior gobernador de canibalizarle territorio al alcalde de Pereira. Sabe además, que por defecto de planeación, tiene que gestionar el territorio con lo que hay.

2) Pese a los recursos precarios, tiene claro los focos de inversión social pero se nota que está llenando vacíos de rezagos de anteriores administraciones. 3) Al entrar al tercer año de gobierno cuando el sol comienza a caer sobre sus espaldas, ¿Qué tanto podrá avanzar con proyectos macro como Risaralda turística, la productividad agrícola, y la Plataforma Logística del Eje Cafetero asociada al plan de integración con Caldas y Quindío? ¿Por qué una región como Cartago/Norte del Valle y parte del Tolima no están en ese proceso?

Es cierto que hoy por hoy Risaralda muestra en muchos indicadores económicos y sociales que estamos por encima del promedio nacional, pero no es sano pasar de agache con ciertas alertas tempranas que requieren apoyo decidido del sector privado y del sector político, porque como dijo, en sus gestiones ante los altos niveles del Estado, solo lo apoyan Samy Merheg, Didier Burgos y Juan Carlos Rivera.

Este gobernador repite con frecuencia que “Risaralda inspira confianza”. Debe ser porque siendo un político de largo aliento, sabe que el capital más valioso de un gobernante es la confianza; y por eso su estilo y sus mayores esfuerzos están enfocados a ganarse la confianza de sus conciudadanos.

Es apenas lógico que expresemos nuestro deseo de que logre avanzar, por el bien de Risaralda y el Eje Cafetero. Y de la política, tan alicaída.
garciaquirogapress@gmail.com