Candidatura de Timochenko es un Cinismo: Ivan Duque

      Comentarios desactivados en Candidatura de Timochenko es un Cinismo: Ivan Duque

El precandidato del uribismo dijo que el Quindío es uno de los grandes desafíos que tiene Colombia en materia laboral. 

Iván Duque Márquez, precandidato a la presidencia por el Centro Democrático, CD, dijo que es una “vergüenza” la aspiración de Rodrigo Londoño, conocido como ‘Timochenko’, a la presidencia y la catalogó como la “más grande expresión del cinismo”.

Sus declaraciones fueron entregadas en entrevista este domingo en LA CRÓNICA, en desarrollo de su visita al Quindío, y en la que se reunió con varios militantes de la colectividad uribista en el departamento, con el objetivo de avanzar en su propósito de llegar a la Casa de Nariño.

El abogado y exconsejero principal por Colombia ante el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, analizó entre otros aspectos, su relación con el expresidente Álvaro Uribe Vélez, el mecanismo que adelantará su partido para elegir candidato único y las necesidades del Quindío, el que consideró una región con mayorías uribistas.
Rodrigo Londoño ya es oficialmente candidato a la presidencia por el partido Farc, ¿cómo recibe la aspiración del excombatiente?

Para mí una candidatura a la presidencia de ‘Timochenko’ es la más grande expresión del cinismo. Una persona que ordenó y lideró a la organización terrorista más peligrosa y más sanguinaria que ha tenido Colombia, y que hoy se presente a la presidencia sin haber pagado por sus delitos, claramente es una afrenta a las víctimas y a todo el país.

En esa afrenta que usted contempla, ¿considera que los exguerrilleros quedaron con mayores beneficios que los demás colombianos?

Sí. Solo basta con ver el tema de los niños reclutados, el cual no se conoce en su totalidad, así como el paradero de centenares de secuestrados que fueron denunciados por las asociaciones de víctimas de las Farc y que no se sabe de sus paraderos ni en qué fosas comunes están… Además no hay claridad sobre la entrega de sus bienes ni de las armas y para colmo de males estamos viendo que el 55% de los que estaban en las zonas de transición hoy desconocemos de su paradero, eso deja algo muy claro, que estamos viendo la multiplicación de las disidencias, a pesar de que las Farc se supone que negociaron como una organización monolítica y jerárquica… Entonces al fin qué, negociaron los cabecillas como responsables de un mando organizado o simplemente estas disidencias son la fachada para seguir teniendo miembros de esa organización en actividades criminales mientras otros pretenden hacer política.

Recomendado: “Si no le pido apoyo al Quindío, ¿entonces a quién?”: Uribe

Usted fue uno de los promotores del ‘No’. Luego de un año de la firma de los acuerdos, ¿cuál es su balance?

De mucha tristeza, porque lo que hemos visto es que todo lo que nosotros advertimos en la campaña del plebiscito se cumplió, y aún habiendo ganado en las urnas, el gobierno desconoció ese triunfo. Nosotros dijimos que los criminales de lesa humanidad iban a llegar al Congreso sin haber pagado sus penas, eso ya está en proyecto. Dijimos que iban a crearse nuevas estructuras de narcotráfico, y los cultivos ilícitos se han ampliado y estamos viendo que las disidencias de las Farc se han multiplicado en el país. Dijimos que iban a homologar a las fuerzas militares con su tratamiento ante la justicia, y eso está ocurriendo con la JEP y dijimos que se iban a valer de las argucias jurídicas para no ir cárcel y ahora en la JEP quedó que quienes digan toda la verdad no necesitan reconocer ninguna responsabilidad, eso es un camino para que puedan hacerle trampa a la justicia. Lo que hay con esos acuerdos no es un acuerdo de paz sino el más grande premio que hayan recibido unos criminales en la historia de Colombia.

En tal sentido, ¿cuál es su propuesta?

Tenemos tres ejes centrales: legalidad, cero tolerancia con el microtráfico, la corrupción, el terrorismo y el contrabando. Yo he dicho que me la voy a jugar para prohibir la dosis personal en este país, para que los jíbaros no estén llevando ese veneno a los niños en Colombia. Y eso no quiere decir que los consumidores hay que llevarlos a la cárcel, pero sí van a tener sanciones administrativas y a los jíbaros los vamos a perseguir y los vamos a llevar a la cárcel. Segundo, emprendimiento. Yo quiero un país donde tengamos más empresas y que las micro, pequeñas, medianas y grandes prosperen y para que eso ocurra necesitamos eliminar el derroche del Estado, hacer ahorros permanentes y reducir la evasión para bajar impuestos a los trabajadores colombianos. Y el tercer punto es equidad, que se construye con empleos formales que los genera el sector privado con alta tasa de inversión y que el sistema de educación y el de salud sea más efectivo en darle garantías a los más vulnerables.

Le puede interesar: ‘Timochenko’ consultará a la ciudadanía sobre su candidatura a la Presidencia

Con relación al emprendimiento, en Armenia aumentan el registro de empresas, pero seguimos con altas tasas de desempleo. ¿A qué se debe?

Yo creo que el Quindío es uno de los grandes desafíos que tiene Colombia en materia laboral. Es un departamento joven que tiene mucho desempleo. Necesita una alta tasa de inversión y aquí nosotros tenemos que fortalecer el desarrollo turístico, tiene que ser una gran fuente de ingresos, eso implica más inversión en hotelería, que podamos mejorar condiciones del aeropuerto, que tengamos más frecuencia de vuelos, que desarrollemos una base industrial importante, que la agroindustria con el pequeño productor vayan de la mano, que tengamos un sector de la construcción que pueda vislumbrarse para darle una oferta de calidad de vida a muchos colombianos con expectativa de retiro, es decir, pensar que en este departamento, con la juventud y el talento, puede haber oportunidades para los sectores creativos. Yo creo que si hacemos una agenda donde todos estos clúster funcionen, el Quindío puede mejorar en los próximos cuatro años las condiciones de empleabilidad.

Destaca la vocación agrícola del departamento, pero en la región preocupa la megaminería. ¿Cómo se puede armonizar?

Yo siempre he dicho que una agenda de desarrollo tiene que partir de la base de conservar produciendo y producir conservando. La minería de gran escala tiene un gran impacto ambiental y en cualquier proyecto donde se vaya a contemplar su desarrollo hay que mirar que no haya afectación a acuíferos subterráneos, que no haya vertimientos que afecten cursos de agua que vayan hacia poblaciones, que no haya riesgos ecosistémicos y que haya una verdadera agenda de precierre y poscierre minero, para que después de un proyecto extractivo haya patrimonio para la comunidad. Es fundamental que las regiones productoras puedan tener una mayor compensación por el desarrollo minero, por eso yo estoy proponiendo que el sistema de regalías, en lugar de tener el 20% en las regiones productoras pueda subirse a un 50% y que los recursos de esas regalías se inviertan adecuadamente en educación, salud, vías y ciencia y tecnología.

Somos un departamento de 12 municipios, y en cuatro hay un evidente rechazo a la megaminería.

Debemos hacer varias reflexiones, primero que la riqueza del subsuelo puede ser utilizada para afrontar la pobreza del suelo. Segundo, nosotros debemos tener claro que el interés general prima sobre el interés particular y tercero que las comunidades necesitan recuperar la confianza en los proyectos productivos, lo que implica que la gente tenga claridad sobre el manejo del agua, del ecosistema, el plan de gestión ambiental, que las compensaciones se puedan hacer con el sistema de regalías y que derivado de los proyectos haya un mantenimiento continuo a los mejoramientos de vida. Las consultas previas a mí me parecen que son un gran ejercicio, permiten que estos temas se solucionen con las comunidades. Frente a las consultas populares, yo creo que deberían ser concebidas como recurso de última instancia y si se han presentado graves afectaciones en materia ambiental, que no hayan podido ser superadas por las autoridades ambientales a través de mecanismos de sanción y compensación, ahí sí adelantarlas.

Lea también: “Agro, eje de mi propuesta”, Rafael Nieto, precandidato a la presidencia del CD

Sobre Uribe y la colectividad

¿Cómo analiza el mecanismo que utilizó su partido CD para elegir el candidato único?

Fue el mecanismo que generó consenso y esto es bueno. Si es un mecanismo logra que se mantenga la credibilidad en todos los procesos, que se pueda hacer un buen control para que no haya ningún tipo de riesgos, pues bienvenido.

Óscar Iván Zuluaga no está como precandidato, ¿le hace falta al partido?

Yo creo que él va a estar participando en este proceso, va a estar siempre ayudando y contribuyendo al partido y me parece que su conocimiento del país y su experiencia es muy valiosa para el CD. Yo empecé esta carrera por la presidencia el año pasado emulando con Óscar Iván y Carlos Holmes Trujillo. Toda la admiración y todo el respeto para ellos. Óscar Iván después canceló su candidatura, y aparecieron nuevas personas, de manera que yo estoy compitiendo con los que estén en la contienda. Por otro lado, tengo respeto y aprecio por Óscar Iván, no en vano yo fui quien escribió su plan de gobierno con un equipo programático y fui responsable de esta tarea, entonces hay una enorme gratitud con él por lo que representa para nuestro partido.

Vea también: Uribe modificará acuerdo con las Farc si el Centro Democrático gana elecciones de 2018

El fin de semana el portal Politika.com.co lo catalogó como mejor senador, ¿qué significa para usted y su aspiración?

El año pasado obtuve esa calificación por primera vez. Este es el segundo año que la recibo y lo hago con alegría y con la profunda humildad de seguir trabajando todos los días para que el ejercicio legislativo y la labor política se haga con excelencia.

¿Sus bases son liberales?

El Centro Democrático, CD, es un partido que se conformó con personas de distintos orígenes políticos y yo comparto con Álvaro Uribe Vélez los orígenes liberales. Él tuvo una gran trayectoria dentro del partido Liberal, yo me formé dentro del liberalismo y cuando entré al CD mi mayor anhelo era ayudar a formar una ideología de un partido de centro, yo me defino ideológicamente como una persona de extremo centro.

Le puede interesar: “En el Quindío, la gente buena no quiere hacer política”: Paloma Valencia

El expresidente Álvaro Uribe, en su momento, le dio la ‘bendición’ a Juan Manuel Santos y por ella, se indica, llegó a ser presidente, pero ahora existen grandes diferencias entre los dos. En el eventual caso que usted sea el candidato del uribismo y reciba la correspondiente ‘bendición’, ¿cómo sería esa relación entre usted y el expresidente Uribe?

Excelente y transparente, como lo ha sido. Tengo un gran anhelo, yo quiero ser presidente de los colombianos y quiero ver a Álvaro Uribe ser el líder de esa bancada mayoritaria del CD en el Congreso. Tengo el anhelo de verlo presidir el Congreso en uno de los cuatro periodos, ojalá en el primero, para que Iván Duque desde la Casa de Nariño y Uribe desde el Capitolio Nacional trabajen juntos para sacar adelante la agenda de reformas que necesita Colombia.

Iván Duque también estuvo en el Facebook Live de LA CRÓNICA