Convivencia Ciudadana

      Comentarios desactivados en Convivencia Ciudadana

600x400x2

Pereira, 8 de agosto de 2019. La aplicación del Código de Convivencia
Ciudadana se ha convertido en una herramienta para prevenir conductas
relacionadas con la intolerancia social. Así lo afirmó la secretaria de
Gobierno departamental, Caterine Arcieri Arenas, quien indicó que, desde la
aplicación monetaria de las sanciones contempladas en el Código de Policía
y Convivencia, en los municipios diferentes al área metropolitana se han
impuesto 10.548 multas.

Según datos de la Policía Nacional, en Santa Rosa de Cabal se han impuesto
5238 comparendos; en Marsella 1420; Apía 482; Balboa 457; Belén de
Umbría 1184; Guática 597; Quinchía 1296; La Celia 275; Mistrató 563;
Pueblo Rico 630 y Santuario 737.

En el marco de Consejo Departamental de Seguridad y Convivencia, Arcieri
Arenas expresó que la aplicación del Código de Convivencia ha permitido a
las autoridades tener más herramientas para enfrentar los casos de
intolerancia social que ocasionan el 52 por ciento de los homicidios en el
departamento.
Por su parte, el comandante del Departamento de Policía Risaralda, el
coronel José Daniel Gualdrón Moreno, propuso activar en Risaralda los
denominados Centros de Conciliación, que brindan espacios alternativos a
los ciudadanos de escasos recursos económicos para resolver controversias
de manera amigable.

El oficial indicó que este Centro ya se encuentra en servicio en el comando
de la Policía en Santa Rosa de Cabal y la idea es extenderlo a todo el
departamento y entre los servicios ofertados se encuentran: apoyo al
procedimiento de conciliación extrajudicial en derecho; seguimiento a los
conflictos en materia de familia, propiciando el acercamiento y reflexión
entre las partes seguimiento a los acuerdos conciliatorios.

Dato de interés
Quien no cancele las sanciones del Código de Convivencia no podrá obtener
o renovar permiso de tenencia o porte de armas; ser nombrado o ascendido
en cargos públicos; ingresar a las escuelas de formación de la fuerza
pública; contratar o renovar contrato con cualquier entidad del Estado y
obtener o renovar el registro mercantil en la Cámaras de Comercio.