COLUMNA DEL PERIODISTA, RUBÉN DARÍO FRANCO NARVAÉZ

      Comentarios desactivados en COLUMNA DEL PERIODISTA, RUBÉN DARÍO FRANCO NARVAÉZ

 

Resultado de imagen para Columnista,Rubén Darío Franco Narvaéz

EL GRANITO DE AMOR” SIGUE VIVO

Por: Rubén Darío Franco Narváez

El triste anuncio del cierre de la sede de la “Fundación Granito de Amor” que funcionó por más de medio siglo -en el Centro de Pereira- ocasionó un  río de lágrimas que inundó el corazón a miles de hombres y mujeres desprotegidos que moran (unos ambulantes, otros refugiados en casitas de guadua) en barrios marginados de “La Perla del Otún”.

Por dificultades de salud, la fundadora y presidente de “Granito de Amor” que ha consagrado toda su vida al servicio de la humanidad, se vio precisada a tomar esta decisión, registrada con la siguiente carta:

MEMORANDO AFECTIVO  DE: Luz H. Cifuentes de Arbeláez

PARA: El Voluntariado “Granito de Amor y todos los beneficiarios de esta causa social Humanitaria”.

En esta ocasión quiero darles informe de la decisión concertada con mi esposo Miguel Darío Arbeláez Mejía de cerrar el local donde funciona la obra social Granito de Amor y se anuncia que la misión se seguirá prestando semanalmente en sitios donde amerite el servicio y mensualmente se hará entrega de unas ayudas humanitarias dirigidos a los más vulnerables y necesitados, todo garantizado por mi hijo Juan Miguel Arbeláez quien tendrá esa responsabilidad.

Les doy las gracias desde el alma por haber hecho parte de esta gran obra social. Por su tiempo, su afecto y entrega sincera.

Doy gracias a Dios por haberme dado la misión de atender este mandato de ayudar a la gente más necesitada.

Doy gracias a mi esposo y a mi familia por las donaciones, por el soporte económico y ayuda decidida. Espero dejar en ustedes las suficientes semillas de ayudar, dar y dar con amor verdadero como nos enseñó Jesucristo y la Virgen María.

Los inventarios que tenemos los pueden regalar a las instituciones similares a Granito de Amor.

Me doy por muy bien servida y feliz de haber dado y entregado mi vida a una causa grandiosa.

Les quiero mucho con todo mi corazón.

AURA ARANZAZU DE CIFUENTES que está en el cielo, les estará eternamente agradecida.

Recuérdenme con alegría, escúchenme en la música, véanme en la Creación de Dios y por siempre tengan presente que la esencia de la vida es servir.

LUZ H. CIFUENTES DE ARBELÁEZ   “Lucerito”.